hola pinche putita letras

Conozco tus trucos, le dije al diablo, búscate ciega a citas capitulo 77 boring glory otro Fausto y déjame dormir.
Habían pasado ya los nacionales, habían rapado a la "señá" Cibeles, volvían a sus cuidados las personas formales.
Ahora que los sentidos sienten sin miedo.
Siempre que la voy a besar me lo impide un repentino ataque de tos, trato de dejar de fumar, y por mi santo me regala un cartón.
Este cambio de acera de tus caderas, este payaso que ya no hace reír, este arrabal sin grillos en primavera, ni putitas mexicamas espaldas con cremallera, ni anillos de presumir.Que se mojen las balas, que se borren las fotos de las revistas, que se coman a besos las colegialas a los artistas.Porque no se fía -Por qué no se fía?Me he dicho que la vida no es un valle de lágrimas.



Y aunque han pisado más de una mierda sus zapatos de gamuza azul ahora van con Lottuse sobre las moquetas y a Solana lo tratan.
Chaval hey, le dije al espejo que hace vencido un campeón como tu no estas viejo mientras tengas el blues.
Y es que hay que viajar antes de opinar o todos los vascos van con metralleta?
Poco va a "gozar" tu cuerpo el cambio de look.
Ley de los sin ley, rueda de peones para darle jaque al rey.Para más inri, los profesores de religión son nombrados por el obispado, pero pagados con el dinero de todos los españoles, del Estado supuestamente aconfesional, en un país en el que solo el 27 va a misa los domingos.Esta Boca es Mía Joaquín Sabina Más vale que no tengas que elegir entre el olvido y la memoria, entre la nieve y el sudor.Con eso nos hundimos cada vez más.Ninguna zorra vale ese dinero, pensé, mientras dejaba mi sombrero nuevo en el guardarropa, cantaba regular, pero movía el culo, con un swing, que derretía el hielo de las copas.Mejor que yo miente la necesidad; sabe de sobra cómo hacerte llorar; mi crimen fue vestir de azul al príncipe gris.Porque no hay bajo la luna mexicana mejor menú para un perro andaluz ni manos que hagan como Viridiana la tarta de manzana de amour fou.Canto algo de Bob Dylan y protesta (maldición, su rollo es el vals).



El tiempo es un microbús que sólo cruza una vez esta breve y absurda comedia, y yo no soy Mickey Rourke ni tu Kim Bassinger, ni tengo nueve semanas y media.

[L_RANDNUM-10-999]