de arte.
Tolerancia con los españoles, la conversión de los indios fue verdadera.
El Libro constaba de treinta capítulos, y de él se conservan hoy catorce.Fue sumamente cuidadoso en sus crónicas, y evita siempre putas mas famosas del mundo en lo posible hablar de oídas, y cuando así lo hace, es advirtiéndolo al lector.Están en sólo este circuito que digo, nueve o diez monasterios bien edificados y poblados de religiosos.Fue también autor de otros escritos, como la Doctrina cristiana en lengua mexicana, Memoriales, Tratados de materias espirituales y devotas, Carta al Emperador, etc.Cuenta Motolinía que algunos decían: «Estos frailes nos destruyen, y quitan que no estemos ricos, y nos quitan que se hagan los indios esclavos; hacen bajar los tributos y defienden a los indios y los favorecen contra nosotros; son unos tales y unos cuales ».Fray Pedro de Gante compuso una Doctrina cristiana en lengua mexicana que fue impresa primero en Amberes, en 1525, cuando aún no había imprenta en México, y que fue reimpresa en 1553.



Colonias que comparten el código postal 86029: colonia Los Caracoles, colonia Jose Maria Pino Suárez, colonia Tierra Colorada.
Y admitieron, contra el parecer de algunos, con gran amplitud de criterio, que los indios acompañasen los actos religiosos con sus cantos y danzas, con sus ceremonias y variadas representaciones, a todo lo cual estaban muy acostumbrados por su anterior religión.
Lo cual decían siempre en los mercados y donde había junta y congregación de gentes.
En fin, con la gracia de Dios, pues «no bastaban fuerzas ni industrias humanas, sino que el Padre de las misericordias les diese su divina gracia» (III,3, 318 fueron acercándose los indios al vínculo sacramental del matrimonio.Alonso de Montufar, de la orden de predicadores: "Yo no soy arzobispo de México, sino.No pudieron cumplir sus deseos ni fray Juan Clapión, que murió, ni.Playa del Carmen, Puerto Morelos, parques naturales como Xcaret, Xel-Ha, Xenses, Rio Secreto o rutas y senderos con incontables cenotes naturales formas esperando a ser descubiertos.Conviene que dejen la cólera de los españoles, la altivez y presunción (si alguna tienen y se hagan indios con los indios, flemáticos y pacientes como ellos, pobres y desnudos, mansos y humildísimos como lo son ellos» (III,18).En aquellos primeros años, tan agitados y difíciles, se distinguió tanto por su energía para poner paz entre los españoles y frenar sus desmanes, como por su amor a los indios y la abnegación de su entrega total a la evangelización.Fray Pedro, pues, «fue el primero que en esta Nueva España enseñó a leer y escribir, cantar y tañer instrumentos musicales, y la doctrina cristiana, primeramente en Texcoco a algunos hijos de principales, antes que viniesen los doce, y después en México, donde residió casi.



Habiendo sido la antigua religiosidad azteca tan dura y severa, los indios estaban acostumbrados a ayunar y sangrarse en honor de los dioses.
Una copia manuscrita del XVI fue hallada en el convento franciscano de Tolosa en 1779, y sólo en 1830, en México, fue impresa en castellano.
Lo que los frailes les han expuesto, en modo alguno les ha persuadido.

[L_RANDNUM-10-999]