A diferencia de la señorona, entre lesbiana, tortillera, arepera, bollo, machorra, marimacho, rara, camionera y otras tantas de las posibilidades que encuentros sexuales florencio varela encuentro en nuestro idioma, si me pusieran a escoger me quedaría con la primera, que aunque me nombra como mujer madura busca amante joven santiago algo que no soy (originaria.
Acerquen sus tacones que la pita es larga.
Tan importante es hablar de la homosexualidad como que la mujer homosexual hable; tan importante es desde lo abstracto construir el tema, como que lesbiana a lesbiana se construya.
Pues no parece usted nada tortillera le contestó la otra viajera, a lo que la señorona respondió: Porque usted es burra, señora.
En el libro que comento, a nuestra señorona le parece que lesbiana induce a equívoco pues remite a una poetisa que vivía en la isla de Lesbos, y resulta que en esa misma isla también vivían hombres, conocidos como Lesbianos.Mas allá de la palabra, eso en realidad, aquí en mi intimidad, cuando no defiendo en las calles la causa, y nadie me ve, qué significa?Como un aspecto vital en mi forma de vivir la vida, quiero explorarlo y comentarlo.(Como suena a consigna política había que usar la palabrita).Un sitio paginas para ligar sin pagar nada web para el cotidiano de mi homosexualidad femenina, que con el tiempo pueda dar cuenta de las homosexualidades de mujeres en primera persona.



Tortillera es una palabra horrenda, o por lo menos eso pienso.
Usted se piensa que ser tortillera es vestirse de bandolero de Sierra Morena y dejarse el mostacho a lo Burt Reynolds.
(Visited 463 times, 1 visits today).
"lesbianaaaaaa!" (Enfurecido alarido de hermana palabras nada más.
Pero el Español nos ofrece otra un poco más sofisticada: Lesbiana.Y lo que quiero decirle es que esta divina.Si me lo preguntan prefiero contestar que soy gay.Seguir este blog, desde que soy tortillera veo la vida de otro modo.Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.Pero el asunto con la palabrita nunca fue algo rosa.Pero su mente, negada para la literatura, no puede concebir que se pueda ser tortillera al modo sublimado.Ser lesbiana a veces es tan importante y a veces es tan nada!Y es que, como no hay que temerle a las palabras cuando se ha consentido en los hechos, tengo claro que ser llamada como si fuera originaria de Lesbos, es decir, como algo que no es cierto, no es un dato al margen.



Puntos de vista, nada más.
Poner aquí lo que me pasa por la mente, poner también lo que me pasa por el cuerpo, poner lo que veo, lo que siento, lo que he oído, lo que leo, lo que me inquieta, lo que me impacta, lo que me toca.
Esta no es mi palabra preferida, o por lo menos no es mi palabra consentida.

[L_RANDNUM-10-999]